sábado, 9 de septiembre de 2017

La Pedagogía de Freire...


sábado, 2 de septiembre de 2017

PRESENTACIÓN ADECUADA...

PRESENTACIÓN ADECUADA
Cuidadosamente, con unas tijeras pequeñas se afinó la barba y luego con una máquina de afeitar la delineó milimétricamente, se aplicó algo de loción para evitar irritaciones. Sacó del ropero una camisa blanca, bien planchada y el mejor traje que tenía, los colocó sobre la cama, brilló los zapatos negros de charol hasta dejarlos casi como un espejo. La hora se acercaba y entonces se arregló, no dejó ni un solo detalle suelto, traje limpio y bien acomodado, camisa perfecta y una corbata azul que combinaba bien con el color de ella, zapatos brillantes y amarrados fuertemente para evitar contratiempos, barba y bigotillo milimétricamente afeitados, cabello engominado, uñas limpias y una capa de la loción más fina que tenía. Miró por la ventana, antes de partir observó todo lo que lo había rodeado por años, corrió las cortinas, caminó a la puerta y la cerró con doble llave, se devolvió hasta el tocador, abrió uno de los cajones, con firmeza la llevó hasta su boca, sin miedo alguno accionó el gatillo que a su vez movió todo el mecanismo que expulsó la bala por la boquilla de su revólver.
Un fino papel tapiz de sangre oscureció más el cuarto, su cuerpo carente de vida cayó fuerte contra la cama, mientras afuera todos buscaban el destino del disparo que ahuyentó a los pájaros de sus nidos... 

sábado, 26 de agosto de 2017

La Educación y los Tres Caballeros del Conocimiento…

La Educación y los Tres Caballeros del Conocimiento…

Cuenta la leyenda que, en sus inicios y cuando apenas el hombre empezaba a pensar en eso que se llama pensar, el desorden de ideas se apoderó de la humanidad, todos creían tener la razón y llevar la verdad absoluta en sus manos. Por eso los enfrentamientos entre los nuevos seres que pensaban acerca del pensar no se dieron a esperar, tan violentos ocurrieron que civilizaciones completas fueron arrasadas en su totalidad enterrando con ellas ideas que tal vez eran más valederas que las de aquellos que ganaron la guerra.

Pero Dios estaba observando, y luego de una reunión extraoficial con todo su grupo de querubines, ángeles y demás habitantes del paraíso decidió enviar a la Tierra al que creyó sería el único de los ángeles que, en representación suya, podía detener ese flagelo que se estaba presentando y que continuaba sin control alguno, avanzando hasta lo que podría ser la extinción de su más grande creación.

-¡Educación!- dijo el Señor -Llegó la hora de mostrarle a la humanidad que no todo lo que hacen está bien, que la verdad no está en manos de ellos y que aún tienen mucho que aprender para lograr su independencia.

No había nada que decir, así que agarró sus armas y saltó en picada rumbo a la Tierra para organizar lo que se había ido descontrolando durante siglos de humanidad. Y se subió a lo más alto, de lo que hasta ese momento se consideraba lo más alto y habló con voz imponente a todos los hombres (en la actualidad se diría a los hombres, mujeres y demás, por aquello de la igualdad de género)

-En nombre de aquel que me ha mandado y cumpliendo su voluntad vengo a impartir el orden.

¿Quién es usted? ¿Quién lo mandó? ¿Acaso hay desorden aquí? Dijeron los incrédulos que creían saberlo todo.

-Yo soy Educación, uno de los que habita en el cielo, y de ahora en adelante seré un proceso mediante el cual la sociedad favorecerá, de modo intencionado, el crecimiento de sus miembros, siempre interactuando con el medio social. Y digo intencionado porque los procesos siempre persiguen un fin establecido en cada grupo social. Por tanto, seré siempre y fundamentalmente una práctica social, que responda o ayude a formar a la persona, una visión de cómo conocer al mundo y la sociedad en la que desplieguen su educabilidad.

El silencio se apoderó de todos los presentes porque nunca habían escuchado esas palabras y esa forma de hablar tan certera…

-Además, yo, correspondo a un verdadero proceso dialéctico de socialización, para que me entiendan, les ayudaré  en la interiorización de los elementos socioculturales esenciales del medio, pero además, soy autonomización, porque dejaré que ustedes sean críticos y que tengan autonomía personal, pero cuidado, que esa autonomía va a estar dentro de los límites que cada grupo social tiene establecidos para sus individuos…

Una ovación se escuchó hasta los confines más alejados del universo. Y así se cumplió, durante siglos la palabra, la humanidad vivió en paz y en calma porque no había necesidad de cuestionarse respecto a lo que el ángel había dicho alguna vez. Pero el equilibrio se rompió, las dudas aparecieron de nuevo, el deseo de saber sobre el saber fue más fuerte que las palabras del alado que vivía entre ellos, dentro de ellos, sobre ellos, arriba de ellos… Y de nuevo el caos inició su carrera en contra de lo que Educación había propuesto a los hombres.

Pero de nuevo Dios estaba allí, miles de años después, pendiente de los que llamaba sus hijos terrenales y envió a la Tierra a los Otros Tres, a los que fueron llamados Caballeros del Apocalipsis, y no porque lo hayan impuesto a la humanidad, sino porque la sacaron de allí. Uno a uno cayeron sobre lo que ahora era llamado lo más alto entre lo más alto que se conocía y así hablaron a los discípulos, a los incrédulos, a los crédulos y a los que sólo iban por ahí esperando que algo los sacara de su vacío intelectual.

-He aquí ante ustedes a Pedagogía, compañero celestial de Educación y servidor del Señor, estaré ahí cuando reflexionen sobre Educación, cuando el saber educar implícito e intuitivo de toda sociedad, que se puede formar de forma artesanal, es decir haciendo, se convierta en un saber sobre y desde la educación, tengan en cuenta el para qué y el por qué, sus cómo, sus cuándo, sus con quién, sus hacia dónde. Tengan en cuenta que para engrandecerme se hará necesario  la sistematización del saber, de mis modelos, métodos y procedimientos, y la delimitación de mi objetivo concreto; mejor dicho mi configuración como disciplina teórico-práctica, como teoría de la práctica educativa, de la educación.

Luego un ser alado de igual luminosidad, pero menor en tamaño se dirigió a la humanidad, con voz suave y armoniosa, casi enamoradiza.

-Yo soy la Enseñanza y correspondo a un aspecto concreto del quehacer de Educación, y así como Educación se refiere a la persona como un todo, y su práctica se diluye en el conjunto de la sociedad, yo, Enseñanza,  como practica social concreta implico institucionalizar el quehacer educativo, sistematizarlo y ordenarlo en procesos deliberados de enseñanza aprendizaje. Conmigo no sólo se concentrará el quehacer educativo en tiempos y espacios fijados, sino que, al interior de ellos, normalizaré el acto instruccional, o si lo quieren llamar clase que así sea. Pero recuerde que yo, Enseñanza, no soy sólo transmisión de conocimientos en un acto instruccional, sino que, además, me convertiré en una involuntaria transmisión de sentimientos, fijados dentro de los límites del respeto, entre docentes y sus aprendientes, casi que siendo esto lo que ayude a que mi labor tenga éxito.

Después fue el turno de Didáctica, quien, con la misma contundencia de su angelical compañera Enseñanza dijo a los hombres.

-Me llaman Didáctica porque tematizo el proceso de instrucción y orientación de sus métodos, estrategias y eficiencia, porque estoy orientada por una teoría pedagógica. Me atrevo a decir que dentro de la pedagogía soy las técnicas, métodos y/o acciones utilizadas por los educadores, creadas y aplicadas  dependiendo del contexto en el que se desenvuelvan, para lograr el acercamiento de sus aprendices a un verdadero aprendizaje significativo que pueda ser puesto en práctica o aplicado en su cotidianidad (cas, calle, barrio, ciudad, pueblo…)


Cada una de los enviados, logró calar en aquellos que a sus pies cayeron, pero el hombre, impulsado por la naturaleza curiosa que El Altísimo había puesto en él, decidió que la verdad no estaba dicha y que de una u otra forma seguiría adelante, buscando siempre cuestionar aquello que se diera como cierto, hasta encontrar un punto de equilibrio entre la duda y lo que se proponía como respuesta…    

sábado, 7 de marzo de 2015

Sus palabras en mí…

  


Retumbando en mi cabeza estaban sus palabras, las últimas que pronunció. Yo en realidad nunca creí que serían estas pero fue así, golpeaban de un lado a otro destruyendo mis pensamientos, buenos y malos, acabando con la tranquilidad que venía a mí en los momentos que  la dejaba a un lado, reviviendo la tristeza que marca la vida que he llevado.

-No me busques nunca más, este no es nuestro tiempo.


Retumbaron y acabaron con todo, hasta que el olvido se encargó de borrarlas, de meterlas en el baúl de los recuerdos, debajo de todo lo nuevo que llegó hasta mí…       

Como hoy…

Como hoy…



Un día cualquiera, un día como hoy, sin saber por qué, la melancolía se apodera de mi espíritu, todo llega a mí como una oleada de recuerdos que entristecen... Nada es normal, el susurro del viento acerca hasta mis recuerdos voces lejanas, voces que son familiares... Solo quiero un abrazo, una caricia, un beso y algo de piel envuelta en deseo... Solo quiero recuperar la normalidad y sentirme feliz con todo lo que me rodea... Solo quiero ser yo...

sábado, 1 de noviembre de 2014

Poema al ausente...

Poema al ausente…
Has dejado que el tiempo te lleve lejos,
a las afueras de la ciudad, a las orillas del río,
a las arenas del mar.
No volviste a mirar hacia atrás para olvidar su rostro,
Para dejar que los años pongan, de nuevo, tu corazón/
                                                           en blanco.
Has llenado tu cabeza con cosas nuevas,
has colmado tu espíritu con sentimientos propios y/
                                                           alquilados.
Corres en contra del viento, a toda marcha,
hasta que el aroma de su piel masculina se rezaga.
Lo dejas atrás, jadeando, lo miras de reojo y lo ignoras por completo.
Y más adelante sientes deseos de volver,
de sentirte enredada por sus brazos fuertes,
el olor se ha recuperado y te alcanza, te excita,
no sabes de dónde viene y te desesperas, quieres atraparlo solo para ti.
Un sentimiento de soledad violento atrapa tu cabeza,
buscas entre quienes te acompañan,
ninguno se iguala a él, todos son extraños.
Lloras, expulsas tu tristeza y corres de nuevo, rápido, contra el viento…

para que el aroma de esa piel una vez más se aleje de ti…

viernes, 25 de julio de 2014

CINCO MICROCUENTOS (De Cuentos Cortos)

AJUSTE DE CUENTAS


Desde lo alto de la montaña Dios fiscalizó a la humanidad, se dio cuenta que todo andaba mal y sin jinetes ni bestias alzó una de sus manos y la oscuridad reinó para siempre.

Agosto 17 de 2007 


ÚLTIMA CANCIÓN

La interpretación era impecable, cada redoble hacía que el público aplaudiera con más fuerza, con más ahínco, la trompeta y la caja sonaban en una sola tonada. Uno tras otro los acordes bailaban con el parpadeo de los bombillos que aclaraban el lugar.

Por fin terminó, los instrumentos callaron, los aplausos no fueron más, la silla cumplió su encargo, el reo murió bajo 5000 voltios de electricidad, al son de su canción favorita.

Septiembre 20 de 2007.


SALTO
           
Desde arriba, desde la ventana del edificio, amplia y sin protección, miraba a los que transitaban por allí, quiso ser tan pequeño como ellos, pero…

Y saltó. El frío y duro concreto no le permitió contemplar el resultado de su búsqueda. Ahora todos desde la ventana lo veían como un insecto aplastado por una mano imperdonable que lo alcanzó…
 Mayo 14 de 2009



CORTO
…Y de repente todo quedó en silencio…


SIN ERRORES

Hezta istoria nunka tubo herrores, por ezo nunka fue un Kuento.