Ir al contenido principal

Entradas

La Pedagogía de Freire...

Entradas recientes

PRESENTACIÓN ADECUADA...

PRESENTACIÓN ADECUADA Cuidadosamente, con unas tijeras pequeñas se afinó la barba y luego con una máquina de afeitar la delineó milimétricamente, se aplicó algo de loción para evitar irritaciones. Sacó del ropero una camisa blanca, bien planchada y el mejor traje que tenía, los colocó sobre la cama, brilló los zapatos negros de charol hasta dejarlos casi como un espejo. La hora se acercaba y entonces se arregló, no dejó ni un solo detalle suelto, traje limpio y bien acomodado, camisa perfecta y una corbata azul que combinaba bien con el color de ella, zapatos brillantes y amarrados fuertemente para evitar contratiempos, barba y bigotillo milimétricamente afeitados, cabello engominado, uñas limpias y una capa de la loción más fina que tenía. Miró por la ventana, antes de partir observó todo lo que lo había rodeado por años, corrió las cortinas, caminó a la puerta y la cerró con doble llave, se devolvió hasta el tocador, abrió uno de los cajones, con firmeza la llevó hasta su boca, sin m…

La Educación y los Tres Caballeros del Conocimiento…

La Educación y los Tres Caballeros del Conocimiento…
Cuenta la leyenda que, en sus inicios y cuando apenas el hombre empezaba a pensar en eso que se llama pensar, el desorden de ideas se apoderó de la humanidad, todos creían tener la razón y llevar la verdad absoluta en sus manos. Por eso los enfrentamientos entre los nuevos seres que pensaban acerca del pensar no se dieron a esperar, tan violentos ocurrieron que civilizaciones completas fueron arrasadas en su totalidad enterrando con ellas ideas que tal vez eran más valederas que las de aquellos que ganaron la guerra.
Pero Dios estaba observando, y luego de una reunión extraoficial con todo su grupo de querubines, ángeles y demás habitantes del paraíso decidió enviar a la Tierra al que creyó sería el único de los ángeles que, en representación suya, podía detener ese flagelo que se estaba presentando y que continuaba sin control alguno, avanzando hasta lo que podría ser la extinción de su más grande creación.
-¡Educación!- dijo el Seño…

Sus palabras en mí…

Retumbando en mi cabeza estaban sus palabras, las últimas que pronunció. Yo en realidad nunca creí que serían estas pero fue así, golpeaban de un lado a otro destruyendo mis pensamientos, buenos y malos, acabando con la tranquilidad que venía a mí en los momentos que  la dejaba a un lado, reviviendo la tristeza que marca la vida que he llevado.
-No me busques nunca más, este no es nuestro tiempo.

Retumbaron y acabaron con todo, hasta que el olvido se encargó de borrarlas, de meterlas en el baúl de los recuerdos, debajo de todo lo nuevo que llegó hasta mí…

Como hoy…

Como hoy…


Un día cualquiera, un día como hoy, sin saber por qué, la melancolía se apodera de mi espíritu, todo llega a mí como una oleada de recuerdos que entristecen... Nada es normal, el susurro del viento acerca hasta mis recuerdos voces lejanas, voces que son familiares... Solo quiero un abrazo, una caricia, un beso y algo de piel envuelta en deseo... Solo quiero recuperar la normalidad y sentirme feliz con todo lo que me rodea... Solo quiero ser yo...

Poema al ausente...

Poema al ausente… Has dejado que el tiempo te lleve lejos, a las afueras de la ciudad, a las orillas del río, a las arenas del mar. No volviste a mirar hacia atrás para olvidar su rostro, Para dejar que los años pongan, de nuevo, tu corazón/                                                            en blanco. Has llenado tu cabeza con cosas nuevas, has colmado tu espíritu con sentimientos propios y/                                                            alquilados. Corres en contra del viento, a toda marcha, hasta que el aroma de su piel masculina se rezaga. Lo dejas atrás, jadeando, lo miras de reojo y lo ignoras por completo. Y más adelante sientes deseos de volver, de sentirte enredada por sus brazos fuertes, el olor se ha recuperado y te alcanza, te excita, no sabes de dónde viene y te desesperas, quieres atraparlo solo para ti. Un sentimiento de soledad violento atrapa tu cabeza, buscas entre quienes te acompañan, ninguno se iguala a él, todos son extraños. Lloras, expulsas tu tristeza y cor…

CINCO MICROCUENTOS (De Cuentos Cortos)

AJUSTE DE CUENTAS

Desde lo alto de la montaña Dios fiscalizó a la humanidad, se dio cuenta que todo andaba mal y sin jinetes ni bestias alzó una de sus manos y la oscuridad reinó para siempre.
Agosto 17 de 2007 

ÚLTIMA CANCIÓN
La interpretación era impecable, cada redoble hacía que el público aplaudiera con más fuerza, con más ahínco, la trompeta y la caja sonaban en una sola tonada. Uno tras otro los acordes bailaban con el parpadeo de los bombillos que aclaraban el lugar.
Por fin terminó, los instrumentos callaron, los aplausos no fueron más, la silla cumplió su encargo, el reo murió bajo 5000 voltios de electricidad, al son de su canción favorita.
Septiembre 20 de 2007.

SALTO Desde arriba, desde la ventana del edificio, amplia y sin protección, miraba a los que transitaban por allí, quiso ser tan pequeño como ellos, pero…
Y saltó. El frío y duro concreto no le permitió contemplar el resultado de su búsqueda. Ahora todos desde la ventana lo veían como un insecto aplastado por una mano imperd…